Photinia

Photinia

Origen y distribución

La Photinia es una hermosa planta arbustiva originaria de Asia ideal para plantar tanto como planta aislada, en seto o en macizo acompañando a otras especies.

Debe su nombre (que significa ”luminosa”) a su brillante follaje perenne que cambia de color según la estación. Existen distintas variedades; la más conocida es la Photinia x fraseri (”Red Robin”), fácilmente reconocible por sus brotes rojos , que pueden ir desde tonalidades bronce hasta el rojo mas intenso, y sus flores blancas si la poda se ha realizado en un momento en el que dejemos que aparezcan. La Photinia pertenece a la familia de las rosáceas, que incluye casi sesenta especies.

La variedad enana es un arbusto erecto que mide alrededor de 1 metro de altura, de hoja perenne y oblonga.

La variedad de jardín es un híbrido creado por el hombre resultante del cruce de dos especies diferentes : la Photinia glabra y de la Photinia serratifolia. De crecimiento rápido, la planta puede alcanzar los 3 metros y constituir un seto natural. Sin poda puede llegar hasta los 10 o 12 metros de altura en algunas especies.

La Photinia es cada vez más apreciada en la decoración de jardines por el dinamismo que aporta tanto su forma como las tonalidades de su follaje.

Cultivo

La Photinia es una especie entre resistente , que crece en todo tipo de suelos (aunque los prefiera ácidos), bien drenados y fértiles. Agradece aportes de abono de vez en cuando, sobre todo con extra de fósforo que le ayuden a un buen desarrollo radicular.

Para su riego correcto s bueno también observar la planta. No conviene esperar a que ésta se marchite para regarla, pero tampoco hay que hacerlo con demasiada frecuencia. Un riego excesivo nos podría traer problemas de putrefacción de raíces y hongos.

Kokoroto - tienda online

Situación

Es una planta que se adapta a cualquier lugar siempre aunque agradece estar al abrigo del frío intenso y de vientos violentos. La exposición soleada le proporciona colores intensos y brillantes , pero podemos cultivarla perfectamente a la sombra o semisombra.

Poda y reproducción

Pueden reproducirse por esqueje de rama nueva hacia finales de verano.

La photinia es una planta que agradece enormemente la poda para lucir con todo su esplendor.

Es recomendable podarla en verano cortando algunas ramas para obtener un buen seto y una estructura equilibrada y aireada. Un mínimo de una poda anual permitirá conservar la altura deseada tanto para el seto como para los ejemplares aislados y los de los macizos; si se realizada a finales del invierno, se favorece la aparición de brotes de color rojo, pero puede verse afectada la floración: está en nuestra mano elegir lo que preferimos. Si eliminamos las ramas viejas, promovemos el surgimiento de brotes nuevos consiguiendo una planta más compacta, y para mi gusto mucho más bonita y elegante; hay que tener cuidado de dejar un centro aireado de modo que la luz pueda penetrar fácilmente. La poda frecuente estimula la aparición de hojas rojas y el crecimiento de las plantas de forma equilibrada, evitando la presencia de tallos gruesos, altos y desgarbados que le restan belleza. Yo soy partidaria de podas fuertes durante los primeros años a los ejemplares más jóvenes para conseguir una buena ramificación basal y una planta tupida. De esta manera, tanto si la tenemos plantada como ejemplar aislado como si la tenemos formando parte de un seto, el resultado será mucho mejor.

Es lo que siempre les recomiendo a mis clientes: podando más al principio, tendremos un seto mejor formado y con el resultado que deseamos mucho más rápidamente. Si no podamos, la planta crece mucho, pero desgarbada y muy poco tupida con lo que al final tendremos que podar como lo hubiéramos tenido que hacer al principio.

Enfermedades

La Rhizoctonia es uno de los principales problemas de las photinias. Se trata de un hongo que penetra en la planta a través de las raíces. Podemos identificarla claramente si observaremos la parte superior de las hojas quemada y rizada. Si es así, deberemos disminuir el riego y eliminar las partes afectadas. Hay fungicidas en el mercado que la combaten.

Si por el contrario, las hojas aparecen con manchas negras, nos encontraremos ante otro tipo de hongo. En este caso deberemos eliminar cualquier hoja manchada y usar un fungicida adecuado.

Con cualquiera de estos dos hongos, conviene trabajar sobre la planta en seco, nunca después de regarla, eliminar por completo las hojas y restos que puedan estar afectadas por los hongos.

Photinia