Abonado del césped

El abonado del césped (parte III)

Tipos de fertilizantes

De una manera sencilla podemos establecer dos tipos de clasificaciones basándonos por un lado en su forma de presentación, y por otro en la rapidez en liberar los nutrientes que tienen. Es muy básico, pero nos puede servir de sobra para conocer los tipos de abono que hay en el mercado.

En cuanto a su forma de presentación, distinguimos: 

  • Abonos líquidos: son de acción muy rápida, penetrando en la tierra y llegando a las raíces rápidamente. Se suelen mezclar con agua, mediante aplicadores que se acoplan a la manguera o sistema de riego automático. Por absorberse tan rápido se hace necesario aplicarlo cada 2 ó 3 semanas aproximadamente (depende de la temperatura, del tipo de agua, del suelo, etc.).
  • Abonos granulados: que se aplican a ojo o con una abonadora para superficies más grandes. Es imprescindible un buen riego posterior a su aplicación para su disolución y para que penetren bien en la tierra. Si se aplica correctamente, son fáciles de controlar porque podemos saber cuando y cuanto fertilizante recibe cada zona. Siempre es útil llevar anotados en un cuaderno todos los abonados y tratamientos que hacemos.
 

A su vez, los fertilizantes granulados pueden ser de liberación lenta o de liberación rápida.

Fertilizantes de liberación lenta

Los fertilizantes de liberación lenta liberan los nutrientes de manera gradual según las necesidades de la planta. De esta forma de pierden menos nutrientes por lavado y evaporación. Los hay que actúan durante aproximadamente 8 semanas y otros que lo hacen durante aproximadamente unas 12 semanas . Estos tiempos no obstante dependen de la temperatura, del tipo de agua, del suelo, etc.). Este tipo de abonos suelen ser más caros, pero tienen una serie de ventajas a tener en cuenta:

  • Nutren adecuadamente durante un periodo largo, adaptándose a las necesidades del césped.
  • Evitan un crecimiento excesivo del césped, porque el elemento que lo origina, el Nitrógeno (N), se libera lentamente.
  • Se reduce la perdida de los nutrientes por el agua (lixiviación) y evaporación.
  • Reducción del riesgo de quemaduras.
  • El coste al final de temporada no es superior al del uso de otros abonos, siempre que se hagan todos los que el césped necesita.
abonado del césped

Fertilizantes de liberación rápida

Los fertilizantes de liberación rápida liberan los nutrientes en unas 4 semanas ( ya sabemos que este tiempo depende de ciertos factores). Por ello es necesario repetir los abonados con mayor frecuencia, teniendo mucho cuidado de extenderlo bien para no producir quemaduras

Además de estas clasificaciones, son destacables también los abonos que llevan incorporado en su formulación algún tipo de herbicida preemergente (se aplica a principios de primavera, antes de que salgan las malas hierbas ya que una vez que germina no surte efecto el herbicida), o bien herbicidas postemergentes (herbicida de contacto, y sólo resulta eficaz contra la mala hierba que haya empezado a crecer, no contra la que aun no ha germinado). 

Leer siguiente parte >