Cuidados necesarios tras la poda de tu jardín

Cuidados necesarios tras la poda de tu jardín

Una pregunta recurrente que recibimos por parte de nuestros clientes es qué producto se aplica tras la poda de sus árboles y arbustos. Pues bien, después de realizar la poda es importante tomar ciertos cuidados para asegurar su correcta recuperación y prevenir enfermedades. Uno de los aspectos fundamentales es utilizar un cicatrizante adecuado en las heridas causadas por la poda. Estos productos ayudan a sellar las heridas y promover una cicatrización más rápida, evitando así la entrada de patógenos que podrían causar enfermedades. 

Es importante también estar atentos a posibles signos de enfermedades que puedan surgir como consecuencia de una poda incorrecta o mal realizada. Algunas enfermedades comunes asociadas a la poda incluyen infecciones fúngicas, como el hongo del chancro o el mildiu, que pueden afectar seriamente la salud del árbol o arbusto.

Kokoroto - tienda online

Para prevenir estas enfermedades, se recomienda seguir ciertas pautas para evitar la propagación de posibles patógenos que puedan estar presentes en las plantas. 

  • Desinfectar adecuadamente las herramientas de poda de forma periódica con algún producto específico o más generalista, pero efectivo igualmente. También se puede usar lejía o alcohol isopropílico teniendo lógico cuidado con su manipulación.
  • Si se detecta algún tipo de necrosis o podredumbre durante el proceso de poda, se deberá ir cortando la superficie dañada hasta encontrar tejido saludable.
  • Recogida de los restos de poda para evitar posibles transmisiones de enfermedades a las plantas o árboles cercanos.
  • Evitar los días excesivamente fríos, ya que la madera se vuelve quebradiza haciendo que los cortes de poda no sean limpios.
  • No podar en días de lluvia o húmedos, ya que la dispersión de cierto tipo de hongos y su desarrollo sobre los cortes en ramas y tallos se verían agravados. Incluso se recomienda no podar los días siguientes a un periodo de lluvias.
  • Evitar también las primeras horas del día, pues el posible rocío o humedad sobre los árboles pueden ser perjudiciales como hemos visto en el anterior punto.
  • Las superficies de corte de más de 5 centímetros deben ser selladas y/o tratadas con algún producto cicatrizante y mejor si además es fungicida.
  • Además, es importante seguir buenas prácticas de poda, como hacer cortes limpios y precisos, evitando dejar ramas o troncos desgarrados que puedan convertirse en puntos vulnerables para el ingreso de enfermedades.

En resumen, cuidar adecuadamente los árboles y arbustos después de la poda implica utilizar cicatrizantes para promover una buena cicatrización y prevenir enfermedades. También se deben desinfectar las herramientas utilizadas y seguir buenas prácticas de poda para evitar problemas futuros y enfermedades que pongan en riesgos nuestro árboles y arbustos.

tras la poda